Ahorro

Meditación

El camino para una mente sana y limpia

La Meditación es una práctica que ayuda a mejorar la concentración, la memoria, el sistema inmunitario y la salud en general.

La meditación en sí no tiene por qué tener trasfondo religioso, sino que es simplemente una herramienta para incrementar la energía interna y adquirir un mayor nivel de consciencia.

La meditación

¿Qué es la meditación?

Su acepción actual viene del latín meditatio relacionada con un ejercicio intelectual, siendo la Meditación una técnica muy antigua que empezó a tomar relevancia a partir de Grecia y Roma.

La meditación nació así como un medio para afrontar las dificultades de la vida cotidiana tomándola como una cura al sufrimiento humano. De ahí que un principio se centrara en las cuestiones que más influencia tenían sobre las personas como el amor, el miedo, la muerte, etc.

Es interesante, así mismo, destacar las diferencias existentes entre la civilización Occidental y la Orientar donde en la primera se ha marcado una separación entre la meditación relacionada con nuestro ser (lo humano) y la contemplación (lo divino) que trasciende a lo humano para llegar a conectar con la espiritualidad divina. En Oriente, sin embargo, dicha separación no existe encontrándose la meditación íntimamente unida a religiones como el Hinduismo o el Budismo. Esta diferencia puede ser debida a la importancia de la humanidad en estas religiones por lo que no se ha de producir una separación de ambos estados, el humano y divino.

Hoy en día, la Meditación en Occidente, se ha convertido en un ejercicio intelectual que tiene grandes beneficios tanto para nuestro estado anímico como para nuestra inteligencia por lo que se está convirtiendo en un ejercicio habitual para muchas personas que buscan vivir una vida sana y mejorar sus aptitudes.

Dentro de la meditación existen varios rasgos que se pueden considerar definitorios dependiendo del tipo a que se refieran:

  • Los relacionados con ejercicios intelectuales como podrían ser aquellos que buscan un estado de concentración o consciencia de la realidad presente o aquellos que focalizan dicha concentración o consciencia en un único objeto de percepción como puede ser un punto del cuerpo, la respiración o incluso la repetición de una única palabra o frase. También, en algunos casos, se busca una desconexión de los propios pensamientos liberando a la mente de ellos.
  • Y los relacionados con ejercicios espirituales en donde la concentración se centra en el objeto de adoración, por ejemplo Dios, desconectándose de la realidad para llegar a un estado de conexión espiritual.

En cuanto a las técnicas se podrían definir dos tipos básicos sobre los que se podrían también realizar combinaciones cruzadas entre ambos, éstos se diferencian por el enfoque del ejercicio:

  • Los de concentración en donde nos centramos de forma activa en el objeto de nuestra meditación.
  • Los de Consciencia plena en donde se busca la percepción y experiencia completa de aquello en lo que deseamos centrarnos abriendo nuestra percepción a ello y dejando inundar nuestros sentidos por ello. Sería como "escuchar" a través de los diferentes sentidos de nuestra percepción.
  • Tema: Meditación
  • url: ibea.es
  • Licencia: CC By-Sa

Preparación a la meditación

Lo único que requiere la Meditación es que seas capaz de enfocarte en el ejercicio durante el tiempo que has planteado sin sufrir distracciones en el proceso.

En realidad la Meditación se puede realizar en cualquier lugar ya que este ejercicio es mental y no requiere elementos físicos concretos para su realización, pero como todos sabemos abstraernos a los condicionantes de nuestro entorno es muy difícil.

Por ello os vamos a recomendar algunas pautas para una experiencia de meditación lo más satisfactoria posible.

Dónde meditar

A la hora de elegir un sitio es recomendable que tengamos en cuenta los siguientes elementos que influyen o pueden influir en nuestra Meditación:

  • El lugar,
    Los requerimientos de espacio son muy reducidos ya que vamos a estar sentados sin movernos durante un tiempo por lo que solo necesitaremos un lugar donde podamos estar todo el tiempo que tenemos previsto realizar los ejercicios sin necesidad de movernos.
    Puede ser tanto en el exterior, por ejemplo en el jardín como en una habitación.
    Para elegir el lugar ten en cuenta que cada espacio transmite una sensación diferente a cada persona por lo que sería importante que te sientes en cada uno de los espacios disponibles y elijas aquel que te de una sensación de paz y tranquilidad mayor.
  • Mobiliario y vistas,
    Estos elementos serán importantes a la hora de conseguir una atmósfera que no solo nos permita realizar el ejercicio sino que nos apoye en su propia realización.
    Para ello deberemos decidir si necesitamos una atmósfera íntima con una baja intensidad de luz he incluso velas donde las vistas no son necesarias, o más abierta con iluminación natural vistas a elementos naturales, o cualquier otra configuración que nos permita sentirnos bien.
    En cuanto al mobiliario exclusivo para el ejercicio necesitaríamos, o bien una silla cómoda, o bien unos cojines y una pequeña alfombra dependiendo de cómo queramos ponernos.
  • Ruido
    Es importante que el lugar escogido sea silencioso o el ruido que posea sea relajante como el aire moviendo las hojas de los árboles, el sonido del agua, etc. Ruidos que si bien son constantes crean una atmósfera agradable.
    Una forma de acondicionar acústicamente un lugar es con música, si decidimos que ésta es una buena opción sería recomendable elegir canciones tranquilas con armonías sencillas e incluso repetitivas.
  • Temperatura
    Habremos de sentirnos a gusto en el lugar que elijamos por lo que o bien éste posee el clima adecuado o nos tendremos que vestir convenientemente ya sea abrigándonos o poniéndonos más frescos.

La Ropa

Esta debe ser cómoda y que nos permita realizar el ejercicio sin constricciones que no facilite la libre circulación del cuerpo.
Es recomendable quítarse los zapatos y como ya hemos indicado antes abrigarse convenientemente. Recuerda que vamos a estar sin movernos durante un tiempo y podríamos quedarnos fríos.

Cuánto tiempo

Decide cuanto tiempo deseas meditar. La meditación más efectiva es aquella que se realiza de forma constante y periódica durante un largo tiempo. Así 5 minutos al día todos los días es más efectivo que 1 hora de vez en cuando.

En cuanto a la duración dependerá en gran medida de nuestra disponibilidad pero para empezar se podría realizar durante 5 o 10 minutos pudiendo aumentar los tiempos a medida que nos sintamos cómodos con ello y tengamos disponible ese tiempo.

Realiza estiramientos

No es fundamental pero sí nos permitirá preparar al cuerpo para un periodo más o menos largo de quietud.

Siéntate en una cómoda posición

Como ya he mencionado de pasada antes existen básicamente dos formas de sentarse pudiendo elegir cualquiera de ellas indiferentemente:

  • Una posición sería la conocida como posición de loto y que consiste en sentarse con las piernas cruzadas con la espalda recta. Para ayudarte en esta posición puedes utilizar un cojín para los glúteos dejando las piernas un poco más bajas.
  • O bien sobre una silla que te permita sentarte con la espalda recta y los pies perfectamente apoyados en el suelo.

En cuanto a la posición de la cabeza, ésta habrá de ser recta mirando al frente sin inclinarla hacia adelante o hacia atrás.

Cierra los ojos

Es posible meditar con los ojos abiertos pero, sobre todo al principio ayuda considerablemente el cerrar los ojos.

Esto nos permitirá centrarnos en el ejercicio y evitar distracciones externas.

  • Tema: Meditación
  • url: ibea.es
  • Licencia: CC By-Sa

Medita

Existen varios ejercicios que os pueden ayudar para obtener una meditación provechosa.

A continuación os damos algunos ejemplos de meditación junto con consejos sobre cómo realizarlos:


1. Fijándose en la Respiración

Es el más básico y el que se suele realizar con mayor frecuencia. Esta técnica de de respiración sería la recomendable para aquellos que se inician en la meditación.

  • Primeramente concéntrate en la respiración. siente como aumenta y encoge tu abdomen al inhalar y exhalar. Respira libremente sin realizar esfuerzos conscientes, simplemente respira normalmente.
  • Elige un punto sobre el que concentrarte como por ejemplo encima de tu ombligo.
  • No te preocupes si tu mente empieza a divagar, sobre todo al principio es bastante normal, tan solo cuando seas consciente haz un un esfuerzo para volver a concentrarte en tu respiración y despejar la mente.

2. Recorriendo tu Cuerpo

Otro procedimiento es la exploración de tu cuerpo tomando consciencia de él poco a poco. Esta es una técnica de relajación sencilla que te permite relajar la mente mientras relajas el cuerpo.

  • Cierra los ojos y elige un punto por donde empezar, por ejemplo los dedos de los pies.
  • A partir de ahí ve sintiendo cada zona en el recorrido (pies, pantorrillas, rodillas, muslos, glúteos, caderas, abdomen, pecho, espalda, hombros, brazos, manos, dedos, cuello, rostro, orejas y la parte superior de la cabeza) y haz un esfuerzo por relajar cada músculo sintiendo como estos se van relajando continuando tu viaje hacia la cabeza.
  • Tómate el tiempo que desees y necesites y cuando hayas terminado disfruta de la sensación de relajación y paz interior.

3. Repetir un mantra o frase

La meditación con mantras es otra forma común de meditación, el objetivo es crear un silencio a través de la repetición incesante de un mantra que llega por convertirse en un sonido de fondo al que no prestamos atención como las olas del mar en la playa.

  • El mantra viene del sánscrito y significa instrumento de la mente. Su objetivo es crear vibraciones en la mente que permiten desconectar de tus pensamientos y entrar en un estado profundo de consciencia.
  • Podemos utilizar cualquier frase o palabra como mantra. Os doy algunos utilizados en sánscrito con su traducción:
    • om - yo soy
    • sat, chit, ananda - existencia, conciencia, gozo
  • Repite el mantra en silencio una y otra vez y deja que las palabras susurren dentro de tu mente.
  • Si empiezas a divagar simplemente vuelve a retomar la concentración y continúa repitiendo las palabras.
  • En cuando entres en un estado de consciencia profundo puede no ser necesario seguir repitiendo el mantra.

4. Concentración en un objeto

Otra manera de meditar es a través de centrarse en objetos simples quietos (una flor, una piedra,..) o en movimiento (un llama, una hoja en un árbol,..)

  • Simplemente elige el objeto que más desees, colócalo a la altura de los ojos para que no tengas que forzar tu posición para mirarlo.
  • Centra tu visión en él hasta que todo lo que le rodea empiece a desenfocarse y el objeto se convierta en el centro de tu visión.
  • Una vez llegues a ese estado donde el único estímulo es el objeto deberías sentir una sensación de serenidad.

5. La Visualización

Esta técnica consiste en crear un lugar en tu mente por el que empezaras a recorrer hasta que llegues a un estado de calma completa.

  • Este espacio puede ser cualquier lugar, real o imaginario. Simplemente deja volar a tu imaginación y explóralo.
  • Puedes utilizar todos tus sentidos, la vista, el oído, los olores incluso las sensaciones a través de tu piel.
  • Tema: Meditación
  • url: ibea.es
  • Licencia: CC By-Sa

Consejos

Meditar es un ejercicio que mejora nuestro estado anímico, nuestra salud y nuestra capacidad de concentración y por lo tanto nuestra capacidad intelectual, pero ésta ha de venir acompañada de otras actitudes saludables que seguro harán que tu vida mejore exponencialmente.


Lleva un estilo de vida saludable

Come sano, haz deporte suave y respeta tus horas de dormir. Quizá es una de las cosas que más oímos y con las que más de acuerdo estamos aunque sin embargo no siempre solemos cumplir.

En cualquier caso más vale pecar de insistente. Merece la pena.

Practica la concentración en tu vida privada

Además de tus ejercicios de meditación, de vez en cuando es bueno realizar pequeños ejercicios en tu vida diaria sobre todo en los momentos de mayor estrés en el trabajo o momentos de espera.

Simplemente tómate un respiro y por un instante lleva tu mente a un espacio de consciencia.

Sé constante

Es recomendable que seas constante en tus ejercicios de meditación intentando realizarlos todos los días, pues será esa repetición la que entrenará a tu mente y te reportará mayores beneficios.

Quizá las mejores horas para realizar la meditación sería por la mañana que es cuando más frescos nos encontramos y aun no nos hemos sumergidos en el estrés de la vida diaria.

En cualquier caso, independientemente de la hora que se elija no recomendamos realizar ejercicios de meditación después de comer ya que se produce la digestión y la sangre se va hacia el estómago por lo que nos resultaría pesado y dificultoso realizar estos ejercicios mentales.

Y sobre todo

Sé Feliz, ama e ilumina a todo/s los que te rodeen.

  • Tema: Meditación
  • url: ibea.es
  • Licencia: CC By-Sa